Prensa

El Presidente Enrique Peña Nieto se suma a iniciativa mundial para reducir las emisiones de bióxido de carbono

 
• El propósito es que los países fijen un precio para que sea cubierto por quien contamine
 
• El Gobierno de México está convencido de que para estabilizar la temperatura de la Tierra se debe establecer un precio justo y real al bióxido de carbono
 
• Desde 2013, el Congreso aprobó en México el impuesto al carbono para combustibles fósiles
 
• Esta medida detonará oportunidades de negocio en tecnologías limpias e involucrará al sector privado y a consumidores en el combate al cambio climático
 
 
El Presidente de México, Enrique Peña Nieto, se sumó hoy a una alianza sin precedentes en la que líderes mundiales invitan a países y empresas de todo el mundo a fijar un precio al bióxido de carbono.
 
Esta iniciativa, conocida como Panel sobre Precio al Carbono, fue propuesta por el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, y por la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, para desarrollar acciones hacia el establecimiento de un precio efectivo al carbono. 
 
"El Gobierno de México apoya que haya un precio al carbono, porque es una manera efectiva de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Un precio al carbono desalienta el consumo de los combustibles más contaminantes y promueve el desarrollo de tecnologías más limpias", señaló el Presidente Peña Nieto en un video, en el marco del Panel de Liderazgo sobre Precio al Carbono, emitido por el Banco Mundial, desde Washington D.C.
 
"Congruente con una sólida política nacional de combate al cambio climático, México fue el primer país en desarrollo en presentar a la ONU su Contribución Prevista y Determinada Nacionalmente (INDC por sus siglas en inglés), con compromisos concretos para reducir el consumo de carbono. Para estabilizar la temperatura del Planeta, México está convencido de que deben reducirse las emisiones de bióxido de carbono” puntualizó.
 
El Presidente de México destacó que “el establecimiento de un precio justo y real fomentará el consumo de energéticos más limpios y una mayor eficiencia energética  en toda nuestra economía”, y precisó que “al detonar oportunidades de negocio en tecnologías limpias, se crean nuevos mercados que alientan la participación del sector privado en el combate al cambio climático”. 
 
México reconoce su responsabilidad global con acciones concretas para combatir el cambio climático. Demostrando su compromiso y liderazgo, México fue el primer país en desarrollo en establecer una Ley General de Cambio Climático y cuenta con una política y un marco institucional sólido para su implementación.
 
En lo que respecta a la fijación del precio al  carbono, México previamente diseñó y ha aplicado un impuesto al carbono de los combustibles fósiles y actualmente está desarrollando un precio al bióxido de carbono. El Presidente Peña Nieto afirmó que “ello nos permite promover el uso de combustibles más limpios y la generación de energía eléctrica a partir de fuentes renovables”; y subrayó que “derivado de la Reforma Energética, creamos instrumentos como los Certificados de Energías Limpias que, de manera indirecta, incentivarán un desarrollo bajo en emisiones”.
 
 
Otros miembros que participaron en este panel son la canciller alemana, Angela Merkel; la presidenta de Chile, Michelle Bachelet; el presidente francés, François Hollande; el primer ministro etíope, Haile Mariam Desalegne; el presidente de Filipinas, Benigno Aquino III; el gobernador de California, Jerry Brown, y el alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes.
 
A este esfuerzo se une José Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).
 
Al anunciar la conformación de este panel, el presidente Jim Yong Kim dijo: “nunca antes ha habido un movimiento mundial para fijar un precio al carbono con este nivel y grado de armonía. Esto marca un punto de inflexión en el debate sobre los sistemas económicos necesarios para el crecimiento bajo en carbono a la puesta en práctica de las políticas y los mecanismos de fijación de precios para generar empleos, crecimiento limpio y prosperidad”
 
Los esfuerzos del Presidente Peña Nieto y de otros líderes en este nuevo Panel están proporcionando incentivos económicos para la transformación hacia una economía más amigable con el ambiente, tal como se refleja en muchos planes nacionales, presentados por los países, previo a la 21 Conferencia de las Partes en París. Una política pública sólida da al sector privado certeza y previsibilidad para realizar las inversiones necesarias a largo plazo para enfrentar el cambio climático.
 
Las experiencias colectivas sobre la fijación de precio al carbono a la fecha han dado lugar al desarrollo de un conjunto de principios para guiar a gobiernos y empresas en la adecuada implementación de esta iniciativa. Estos son justicia, alineación de políticas y objetivos, estabilidad y previsibilidad, transparencia, eficiencia y rentabilidad, fiabilidad e integridad medioambiental.
 
De acuerdo con datos del Banco Mundial, en todo el mundo cerca de 40 países y 23 ciudades, estados y regiones han implementado o están poniendo un precio al carbono con programas y mecanismos que cubren aproximadamente el 12 por ciento de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. El número de esquemas de precios al carbono, implementados o programados casi se ha duplicado desde el 2012, alcanzando un valor total de mercado de alrededor de 50 mil millones de dólares.
 
Comunicado de Prensa Núm. 205/15 | México, D.F., a 19 de octubre de 2015

Usted está aquí: Inicio Comunicados de Prensa El Presidente Enrique Peña Nieto se suma a iniciativa mundial para reducir las emisiones de bióxido de carbono

Recomendamos